¿Es que no ves la esperanza?