Conectando con la esencia de lo que somos, de nuestro origen y fin, desde el más profundo presente, no hay conflicto alguno, sólo la libertad profunda sobrevolando por encima de nuestro yo mental...